Dónde comprar un jardín vertical artificial

Cada vez son más las empresas que deciden incorporar a sus instalaciones un jardín vertical y que, por diversos motivos, llegan a la conclusión de que lo más ajustado a sus necesidades es un jardín vertical artificial.

Una vez tomada la decisión de instalarlo, llega el momento de comprarlo. En la actualidad existen diversas opciones, desde adquirirlo en una gran superficie (existen varias que los venden por paneles) a encargar uno a una empresa especializada. Cada una de estas opciones cuenta con ventajas e inconvenientes que vamos a explicar a continuación.

Comprar un jardín vertical artificial en una gran superficie

La principal ventaja de comprar un jardín vertical artificial en una gran superficie es el precio. Puesto que estas cadenas fabrican sus productos de manera masiva su coste de producción es inferior, lo que les permite ofrecer un mejor precio al consumidor final.

Sin embargo, esto se convierte también en algunos de sus principales inconvenientes. Al estar producido en masa, carece de originalidad y cualquier persona puede comprarlo. Eso implica el riesgo de perder impacto visual, puesto que el jardín vertical que se instale ya lo habrán visto los visitantes en diversos lugares antes por estar compuesto por las mismas plantas. Otro inconveniente de estos jardines es la baja calidad del producto, puesto que las plantas y flores utilizadas no suelen ser muy resistentes y su anclaje a la superficie de soporte tiende a pecar de ineficiente. Además, al comprarlo en una gran superficie, perdemos la posibilidad de personalizar el producto para que, por ejemplo, las  flores y plantas se correspondan con los colores corporativos de nuestra empresa o se ajuste a espacios especialmente peculiares, con curvas o recovecos. La durabilidad de estos jardines será menor si se instala en lugares de exterior.

Comprar un jardín vertical artificial en una empresa especializada

Al contrario de lo que sucede con las grandes superficies, el principal inconveniente que presenta el adquirir un jardín vertical artificial en una empresa especializada es el precio. Al estar personalizado y realizado a mano, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada caso particular y su decoración, el precio se eleva.

Plantas y flores personalizadas y de más calidad

Pero pese al inconveniente económico, las ventajas de encargarlo en una empresa especializada pueden compensar. En primer lugar cada jardín vertical será único, ya que la composición de este se realiza buscando satisfacer las necesidades de decoración de cada cliente particular. Adquirirlo en una empresa especializada nos permitirá, además, seleccionar la calidad de las flores y plantas artificiales que vamos a instalar, en función de cada caso, y asegurarnos de que el anclaje de las mismas al soporte es el adecuado, al estar realizado artesanalmente. La  durabilidad de estos jardines será mayor tanto si se instala en interior como en exterior.  Así mismo, podremos hablar con la empresa para estudiar las posibilidades de que el jardín vertical artificial cumpla con determinados requisitos de decoración, como puede ser corresponderse con ciertos colores corporativos o incluir plantas específicas. Finalmente, contratar a una empresa especializada ofrece la posibilidad de contratar la instalación del jardín, opción inexistente en caso de adquirirlo en una gran superficie.

 

| En Paisajismo Urbano somos especialistas en el diseño y fabricación de jardines verticales con plantas y flores artificiales »